5 consejos para tener pareja

5 RECOMENDACIONES PARA TENER UNA PAREJA

El hecho de tener una pareja no es asunto exclusivo de gente interesante, atractiva, simpática o con mucho dinero. De ser esto cierto ¡La mayoría no tendrían una pareja!

Aunque tener una relación de pareja puede ser poco relevante para algunas personas, para otros significa una de las decisiones más importantes de su vida. Encontrar la persona correcta o ideal se convierte en una necesidad primordial, pues estar acompañado de las personas que amamos nos permite sentirnos realizados, satisfechos y mejorar nuestra calidad de vida.

Sin embargo, lograr encontrar ese alguien puede convertirse en una ardua tarea y en muchas ocasiones quizás en una obsesión. Cuantas veces te has preguntado ¿Por qué no logro encontrar a alguien? ¿Será que estoy salado o tengo algún tipo de maldición? Si observas tus pensamientos y las respuestas, es muy probable que encuentres ideas tales como: “Es que no soy lo suficientemente atractivo”; No soy una persona interesante”; “Las personas solo están interesadas en lo material”; “Tengo dificultades para ampliar mi círculo social”, entre otras.

La realidad es que si estás solo y no has podido encontrar una pareja, en gran parte se debe a la forma en que piensas, a los prejuicios y creencias que tienes arraigadas.

Para verificarlo solo debes hacer el siguiente ejercicio. Tomate unos minutos para hacer un auto-examen. Haz un análisis profundo y a conciencia. Toma lápiz y papel, reflexiona y escribe todas aquellas razones por las cuales crees que no tienes pareja. Una vez finalices la lista y tengas suficientes ideas, analiza punto por punto. Tienes amigos, familiares o conocidos con “características” similares a las tuyas? Esas personas tienen pareja? Seguramente la respuesta será positiva y esto se debe a que el hecho de tener una pareja no es asunto exclusivo de gente interesante, atractiva, simpática o con mucho dinero. De ser esto cierto ¡La mayoría no tendrían una pareja!

Los resultados no están solo relacionados con las características que identifican una persona, sino también con su actitud. La situación permanecerá igual si sigues haciendo las cosas de la misma manera. Si no estás satisfecho, es necesario aplicar cambios. Hay que hacer las cosas de una manera diferente y podrías empezar aplicando los siguientes puntos:

1. Acepta la soledad y disfrútala

Si crees que tu felicidad depende de tener una persona a tu lado y que solo de esta forma podrás disfrutar realmente la vida, tu búsqueda se pareja se convertirá en un acto de desesperación y frustración. Antes de tomar la decisión de iniciar una relación debes aprender primero a sentirte bien contigo mismo, conocerte y aceptar esos momentos de soledad. De esta manera, una vez llegue esa persona, podrás compartir todo lo que eres, tus metas, gustos y proyectos sin tener que buscar en el otro la fórmula para llenar tu vida.

La soledad no debe verse como un episodio traumático al cual debemos combatir. En lugar de luchar contra ella, debemos percibirla como un espacio o estado transitorio de reflexión que nos permite entrar en contacto con nosotros mismos, crecer y equilibrar nuestra necesidad de contar con la presencia de otra persona.

2. Visualiza la pareja que quieres para tu vida

Si no tienes muy claro qué es lo que quieres, será más difícil encontrarlo. Define el tipo de persona que te gustaría tener como pareja, cuáles son tus prioridades, aquello que es negociable y lo que definitivamente no aceptarías. Puedes sacar provecho de esa soledad descrita en el punto anterior para conectarte con tu ser interior. Entender qué es lo que queremos, qué nos produce alegría y qué nos molesta.

Si no sabemos lo que de verdad es importante para nosotros, es muy probable que nos confundamos y terminemos saliendo con la persona equivocada. Podrás encontrar a alguien que llene un vacío temporal, pero finalmente la relación no será duradera ni estable. La comprensión de nuestros propios deseos y sentimientos nos lleva a desarrollar empatía y mejorar la relación con los demás.

3. Revisa patrones de relaciones pasadas

Dentro de la reflexión y análisis mencionados previamente, vale la pena revisar las relaciones de pareja que hemos tenido en el pasado con el fin de identificar si existe algún patrón que se repita. El no tener este conocimiento muchas veces hace que inconscientemente cometamos los mismos errores o entablemos relaciones con el mismo tipo de persona: infieles, agresivas, sin compromiso; quizás descubramos que hemos estado con personas que realmente no nos atraen o llenan por completo.  Debemos revisar porqué siempre caemos en lo mismo y abrirnos a la posibilidad de explorar y conocer otro tipo de personas.

4. Desapego y no-dependencia

El hecho de que decidas desapegarte de algo no significa que dejes de buscarlo o desearlo. Simplemente lo buscas y lo deseas pero no te causa sufrimiento el no conseguirlo. Estar tranquilo es quizás una de las cosas más importantes que debemos tener en cuenta a la hora de buscar una pareja. Es tener esa actitud positiva, de disfrutar la vida y las cosas que tienes hoy y mientras tanto vas buscando con calma pero sin ansiedad ni angustia de no encontrarla.

5. Busca tu pareja 

Muchas personas tienen la convicción de que “el amor no se debe buscar y que debemos esperar a que la persona adecuada llegue a nuestra vida”. Esta creencia tiene un sentido y una parte de ella es cierta. La búsqueda de pareja no debe convertirse en un acto de desesperación. Debemos estar relajados y poner en práctica el punto anterior del desapego y la no dependencia. Sin embargo, la realidad es otra y los extremos no son buenos. Si quieres algo o tienes un objetivo, tiene mucho sentido luchar por él e ir a buscarlo.

Cuando quieres un nuevo empleo, ¿te quedas esperando a que por arte de magia aparezca o haces algo por conseguirlo? ¿Realmente crees que si te quedas sentado en tu casa esperando llegará alguien a tocar tu puerta? Definitivamente, si es importante buscar una pareja, es decir realizar cambios y todo lo que esté a nuestro alcance para favorecer el conocer a alguien. Es de gran ayuda propiciar espacios de relacionamiento, salir con amigos, socializar, puedes inscribirte en el gimnasio, hacer cursos, contratar un servicio de matchmaking, etc. No es malo buscar una pareja, lo importante es no hacerlo de forma desesperada o acelerada.

Poner en práctica estas 5 recomendaciones facilitará el proceso de búsqueda de pareja y aunque la suerte también influye, es nuestra actitud y lo qué hacemos para encontrar esa persona lo que finalmente influirá en un alto porcentaje en las posibilidades de obtener un resultado exitoso.

Para más información visita: www.matchideal.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!