Pareja

CÓMO RECONSTRUIRSE DESPUÉS DE UNA MALA EXPERIENCIA

Sobreponerse a una decepción suele ser muy doloroso y, en algunos casos, traumático. Hasta puede sentirse como si el dolor nunca fuera a pasar. Pero… ¿Por cuánto tiempo se puede seguir llorando? Tal vez no sea posible evitar las malas experiencias, ya que los acontecimientos en la vida se van dando, ya sea por las decisiones que se toman o porque simplemente tienen que suceder. Lo que importa es ¿Qué hago con las emociones que resultan de dichas experiencias? ¿Cómo recupero mi autoestima y dejo de lado la autocompasión? ¿Es posible volver a confiar en alguien, perdiendo el temor a involucrarse sentimentalmente?

YO ELIJO QUÉ QUIERO PARA MI VIDA

Si el ser humano está hecho para sobrevivir a las malas experiencias, también está hecho para reconstruirse y volver a empezar todas las veces que haga falta. Sólo es necesario aprender de dichas experiencias logrando recuperar la confianza en sí mismo y en las otras personas.

Algunos terapeutas hablan de la “limpieza de casa” haciendo referencia a la necesidad de eliminar rencores y malos sentimientos que lo único que hacen es causarnos dolor, nublando la visión sobre las nuevas posibilidades que se abren.

En esta limpieza lo que importa es reconectarse con uno mismo, dejando de lado la autocompasión y examinando lo que nos pasa con objetividad para comprender los hechos y lograr superarlos. Esta siempre es una tarea difícil pero si uno decide reconstruirse, no se puede considerar imposible, ya que como dice el dicho popular: “cuando una puerta se cierra, otra se abre” y va a depender de nosotros en qué estado nos encuentre esta nueva apertura.

Un buen ejercicio es analizar cuáles son las fortalezas con las que contamos. Aquellas cosas que nos hacen valiosos, importantes para las personas que nos rodean y que en definitiva, son las que nos hacen únicos y humanos. Si lo deseas puedes escribirlas y leerlas las veces que sea necesario para grabarlas mejor en tu inconsciente. También es sano considerar las debilidades que, tal vez sean las que nos llevan por caminos inadecuados. Pero ellas también son parte de nosotros y no las podemos evitar si esperamos ser íntegros.

Posteriormente hay que considerar el hecho de que al finalizar una relación la persona queda en soledad y esta situación suele generar miedo. Este miedo no es el mejor consejero si lo dejamos opinar ya que genera ansiedad que a su vez, nos lleva a tomar decisiones rápidas y generalmente no favorables a nuestros propósitos. Estar solo debe servir para conocerse sí mismo y aprender a ser, a la vez, nuestra mejor compañía. En la medida que la persona se va sintiendo bien consigo mismo, va generando una sensación de plenitud que luego por consecuencia, se transmite a los demás haciendo que ellos nos vean diferentes.

Esta soledad debe servir para reflexionar y perdonar, ya que el perdón es una herramienta poderosa para eliminar rencores y miedos, para soltar y dejar de lado las malas experiencias y continuar caminando hacia nuevas metas, hacia la posibilidad de conocer a alguien nuevo a quien recibir libre de penas y dolores. Perdonar no significa olvidar ni reprimir sentimientos sino liberarse, recordar lo sucedido sin lágrimas y sin sentimientos negativos, comprendiendo que esos sucesos no ayudaron a crecer y a formarnos como personas.

ABRIR EL CORAZÓN A LO QUE VENDRÁ

Cuando la limpieza ya fue realizada estamos listos para vivir nuevas experiencias, vivir nuevos momentos, disfrutar de la emoción de no saber qué voy a encontrar.

Esta etapa de espera puede generar ansiedad ya que no se sabe qué pasará ni en qué momento. Esa incertidumbre nos lleva a estar atentos en cada instante con el consiguiente desgaste de energía y a veces, de humor. Por lo general, el ser humano espera resultados rápidos y efectivos y eso impide disfrutar de los procesos, de sentir placer por el descubrimiento del día a día. Esta necesidad de que todo suceda en un lapso corto de tiempo también puede llevar a acelerar las cosas, a tomar decisiones apresuradas y en el peor de los casos, a repetir errores.

Por eso, este es un buen momento para ejercitar la paciencia y tomarse todo el tiempo del mundo disfrutando de cada paso que se da y generando pensamientos positivos sobre uno mismo. El optimismo y la esperanza son esenciales para tener los resultados que buscamos. Es decir, prepararse para que la puerta nueva que se abre nos encuentre plenos, enteros y con muchas ganas de vivir.

Recuerda también, que nadie es indispensable en la vida de otra persona a no ser que tú le des el poder para manejarla. Si tienes presente esto te resultará más sencillo soltar lo que este ser significó en tu existencia y alejarte del miedo que representa un nuevo comienzo. Considera que esa persona no estaba destinada para ti y que soltarla será beneficioso para ambos.

RECONECTAR CON LA VIDA Y CONTIGO MISMO

El mundo gira sin detenerse aún cuando tú insistas en quedarte enganchado en lo que pasó. El tiempo no espera, nuevos acontecimientos suceden, las personas que te rodean siguen con sus propias vidas y aquel que trató de quedar inmerso en una realidad pasada, se encontrará todavía más solo cuando quiera retomar su camino. Sentarse a ver pasar el tiempo no es lo que se recomienda, ya que el miedo, la angustia, los rencores se van incrementando cuanto más tiempo transcurra en este estado emocional.

Aprende a ser el protagonista de tu propia existencia, sé fuerte, define qué clase de vida quieres llevar, qué clase de persona quieres  ser y qué tipo de relación es la que quieres encontrar. Actúa, piensa, siente y disfruta de todos los procesos por los que tengas que atravesar hasta llegar a tu meta, ya que el presente es lo único que tenemos (el pasado se fue y el futuro todavía no llega).

Deja de lado los pensamientos negativos, el “pobrecito yo”, “por qué a mí”, “no voy a encontrar a nadie” o el peor de todos “nadie me quiere”. Toda esta negatividad te consume y no te deja avanzar, por eso estas expresiones deben ser desterradas para siempre, deben sustituirse por “yo puedo”, “voy a lograr mi felicidad”, “elijo ser fuerte, pleno y feliz”, etc. Pon a trabajar tu imaginación para armarte de pensamientos positivos que te representen y te ayuden a tener esperanza mientras esperas por la nueva puerta que se abrirá.

En Match ideal estamos listos para ayudarte en ese nuevo comienzo. Ingresa a www.matchideal.com para iniciar tu proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!