cuando salimos con una persona

PRINCIPALES ERRORES CUANDO SALIMOS CON ALGUIEN O INICIAMOS UNA RELACIÓN

Cuando salimos con una persona por primera vez o iniciamos una relación de pareja solemos sentirnos inseguros y queremos evitar a toda costa cometer errores que puedan arruinar nuestra cita o hacer que nuestra relación termine prematuramente.

 

1. Fantasmas del pasado

Muchas veces tenemos relaciones pasadas vivas y pretendemos sanar heridas buscando una nueva pareja. No superar las relaciones anteriores y dejar ciclos abiertos impide que podamos comenzar una nueva etapa. Si todo el tiempo estamos recordando experiencias y realizando comparaciones, no podremos vivir a plenitud cuando conocemos una persona nueva. Si realmente quieres darte la oportunidad de compartir tu vida con alguien, debes asegurarte de que te encuentras emocionalmente preparado para dar ese paso. Empezar una relación sin estar listo, te lastima a ti y a esa nueva persona que ha confiado en ti. Deja ir el pasado!

2. Pretender encontrar la persona perfecta

Queremos conocer nuevas personas con las cuales podamos compartir nuestras vidas, nuestros intereses y gustos, pero al mismo tiempo exigimos que cumpla con una cantidad de requisitos interminables. Si la persona no cumple nuestro “check list” entonces no nos sirve. Tendemos a idealizar un perfil perfecto, tenemos un prototipo en una nuestra mente y queremos que nuestras potenciales parejas lo cumplan al 100%. “Si no es mono”, no nos sirve, “si no es alta y super fit”, entonces no me interesa. Encontrar personas perfectas y que se ajusten a todas nuestras exigencias es casi una misión imposible. Es muy importante darse la oportunidad de conocerse y no limitar nuestras posibilidades. Creer firmemente que nadie te da la talla o que solo se puede conocer gente nueva que de verdad valga la pena si es un amigo el que te lo presenta o si lo conoces por azar en la calle es un grave error. Es muy importante explorar y probar alternativas diferentes. Abrir la mente, ceder un poco y no cegarnos ante la posibilidad de ampliar el espectro.

3. Aparentar ser lo que no eres

Es normal querer causar una buena impresión en tu primera cita, obviamente todos queremos mostrar nuestra mejor cara y agradarle al otro. Sin embargo, no podemos excedernos y caer en el error de aparentar lo que no somos ni ostentar el dinero que tenemos o las cosas materiales que hemos conseguido. En lugar de quedar bien, vamos a proyectar que somos superficiales pudiendo terminar con alguien que nos busque por lo que tenemos. No podemos fingir lo que no somos únicamente por querer agradar o por temor a no gustarle al otro. Por el contrario, debemos mostrarnos tal y como somos y ser honestos desde el comienzo. Nada de fachadas, nunca ocultar nuestra verdadera esencia. Hay que saber equilibrar las conversaciones y su temática.

4. Creerse el centro de atención

Todos queremos aprovechar nuestra primera cita para conocer un poco del otro, conversar y tener una experiencia agradable. Es muy importante que durante la cita se distribuya el tiempo entre ambos de manera que puedas darte a conocer pero a su vez darle la oportunidad a la otra persona de hablar. Cuando nos concentramos en hablar de nosotros mismos queriendo atraer toda la atención sin demostrar interés por el otro, solo estaremos dando una imagen egocéntrica. Al final convertiremos la cita en un monólogo y lo único que conseguiremos es que la persona se aburra y quiera salir corriendo. En la primera cita no debes contar toda tu vida, ni hablar de situaciones íntimas que puedan ser incómodas. No debes entrar en confianza demasiado rápido. Ya tendrán tiempo para conocerse!

5. Baja autoestima y actitud negativa

La imagen que tenemos de nosotros mismos influye mucho en la forma cómo los demás nos perciben. Por esta razón tener una baja autoestima o poca confianza en nosotros es un grave error si realmente estamos interesados en conseguir una pareja. Antes de que una persona nos quiera, primero debemos querernos a nosotros mismos. Aceptarnos tal y como somos, estar convencidos que merecemos lo mejor. Igualmente es importante tener una actitud y pensamiento positivo. Si llevas mucho tiempo solo o no has tenido tanto éxito en tus relaciones pasadas, no quiere decir que estarás solo por siempre. Si queremos tener resultados diferentes, debemos hacer las cosas de una manera diferente. No eleves tus expectativas demasiado alto, ni pongas presión en la otra persona por el afán de que esta cumpla tus expectativas. Tu intención debe ser en un principio tener la oportunidad de conocer una nueva persona. Después todo se irá dando.

6. Ser intensos y asfixiantes

Todos sabemos que cuando conocemos a alguien que nos gusta queremos pasar la mayor parte del tiempo con esa persona, demostrarle nuestro interés y conquistarla. Aunque este sentimiento es completamente normal, debemos ser conscientes y tener cuidado de no excedernos. Expresar amor eterno desde muy temprano o querer vivir una relación a un ritmo acelerado donde se entrega todo sin conocerse primero, hará que tu prospecto se espante y salga corriendo. Disfruta cada una de las etapas de la relación y no te afanes por vivir todo de una vez.  Recuerda que ningún extremo es bueno, no debemos ser asfixiantes pero tampoco debemos tener una actitud arrogante o hacernos los irresistibles. La clave está en tener un balance!

7. Fijarse solo en el físico

Todos hemos oído la frase que dice “todo entra por los ojos” y aunque la atracción física juega un papel muy importante en una relación, no lo es todo. Cuando tomamos la decisión de empezar una relación, lo debemos hacer de manera consiente, considerando no solo la parte externa sino también la forma de ser. Muchas veces decidimos estar con una persona solo porque nos agrada físicamente, pretendiendo cambiar o moldear cosas que no nos gustan tanto a nuestra manera. Cuando dos personas no comparten los mismos proyectos o intereses y sus personalidades no son compatibles, las probabilidades de que la relación sea saludable y exitosa son bajas. Tal vez en un comienzo no lo veas como un obstáculo, pero si los proyectos esenciales de vida no coinciden, probablemente termines saliendo con personas que son afines solo en un plano superficial y que realmente no tienen futuro. Tarde que temprano los problemas y conflictos de pareja llegarán.

8. No sabemos realmente lo que queremos

Debemos pasar por un proceso de auto-conocimiento. Realizar un análisis interno con el fin de identificar qué es lo que estamos buscando. Muchas veces no sabemos que queremos. Cuántas veces nos hemos detenido a pensar: a mí que me gusta,  que estoy buscando, que quiero y que no para mi vida. Este proceso es muy importante, ya que nos permite conocernos y descubrir cosas que no teníamos presentes. Es fundamental reflexionar, descubrir cuáles son nuestros miedos e inseguridades y enfrentarlos. Es necesario definir qué es lo realmente importante para nosotros. El no tener este conocimiento muchas veces hace que inconscientemente cometamos los mismos errores o tengamos ciertos patrones de comportamiento que hacen que nuestras relaciones no trasciendan. Pasa que siempre terminamos entablando relaciones con el mismo tipo de persona: infiel, rumbero, machista, etc. Y nos pasamos buscando fotocopias de nuestros ex cuando sabemos que las relaciones con estas personas no funcionaron. Si no nos ha ido bien con un tipo de pareja específico, no tiene sentido que busquemos una réplica.

Para más información visita: www.matchideal.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!