RELACIONES SALUDABLES VS. TÓXICAS

La diferencia entre relaciones saludables o tóxicas pareciera ser muy clara pero no siempre es así. A veces las personas se encuentran metidas en una relación tóxica y no se dan cuenta. Hay personas que completan nuestra vida y otras con las que nos involucramos en relaciones conflictivas y que nos causan mucho dolor. Aprende la diferencia entre ambas y descrube que tipo de relación tienes con tu pareja.

EN BUSCA DE UNA RELACIÓN POSITIVA Y SALUDABLE

El estudio de las relaciones humanas surge a mediados del siglo pasado junto con el desarrollo de las Ciencias Sociales, especialmente de la psicología. Sin embargo, no hace muchos años que se empezó a hablar de relaciones saludables y tóxicas. Ya sea que se esté de acuerdo con estas definiciones o no, la realidad es que hay relaciones que nos nutren como personas y otras que nos desgastan. No es buena idea culpar al otro diciendo “eres una persona tóxica” (porque soy yo quien me dejo influir por esa supuesta toxicidad, puedo elegir que no me afecte o sentarme a analizar qué parte de mí se ve afectada por las actitudes del otro). Cualquiera sea el caso, la realidad es que hay personas que completan nuestra vida y otras con las que nos involucramos en relaciones conflictivas y que nos causan mucho dolor.

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE SALUDABLE Y TÓXICO?

La diferencia entre relaciones saludables o tóxicas pareciera ser muy clara pero no siempre es así. A veces las personas se encuentran metidas en una relación tóxica y no se dan cuenta.

Por ello, vamos a establecer algunas diferencias entre ambas:

  1. ¿Buscan tiempo para estar juntos o pasan “todo el tiempo” juntos? Esto marca una diferencia importante para que cada uno tenga su propia identidad y no se pierda a sí mismo en la otra persona. El uno existe sin el otro y buscan estar juntos, a diferencia de no poder separarse.
  2. ¿Conversan los problemas o la comunicación no existe? En las relaciones saludables la comunicación es fundamental para el crecimiento y el aprendizaje individual enriqueciendo la relación. En las relaciones tóxicas la comunicación no existe y los problemas tienden a ocultarse simulando o pretendiendo que nada pasa.
  3. ¿Los aprendizajes sirven para el crecimiento individual o los integrantes de la pareja siguen igual a lo largo de los años, cometiendo los mismos errores? Aprender uno del otro, creciendo juntos pero manteniendo la individualidad define una relación saludable. Si por el contrario, la relación se ve estancada y afectada siempre por los mismos problemas, estamos frente a una relación tóxica.
  4. ¿Sus expectativas van en la misma dirección o cada uno tiene criterios diferentes? Compartir los ideales y buscar concretarlos es un objetivo de las relaciones saludables, por el contrario si cada uno tiene propósitos diferentes y cada uno busca prevalecer sobre el otro, la relación es tóxica.
  5. ¿Existe la confianza del uno en el otro? Sin confianza no hay relación posible y no hay mentalidad ni corazón que aguante estar todo el tiempo desconfiando del ser que tenemos al lado y decimos querer.
  6. ¿Los logros personales de uno de los integrantes de la pareja son motivo de alegría o, por el contrario, son motivo de inseguridad, celos o desconfianza para la otra parte? Este es un tema crucial ya que son frecuentes los comentarios que minimizan los logros de la otra parte o los sabotajes, inconscientes o no, a la actividad objeto del éxito. Si esto sucede no hay duda de que la relación es tóxica. Por ejemplo, cuando una mujer tiene éxito laboral algunos hombres se sienten amenazados y esto genera peleas y discordias que acaban con la pareja. Por el contrario, sentirse feliz, acompañar y apoyar el éxito de la otra parte y admirarla, es sinónimo de una relación saludable.
  7. ¿Hay aceptación mutua sobre la forma de ser o buscan querer cambiar al otro? Cuando la relación es saludable se acepta al otro tal cual es, tomando lo bueno y lo malo. En las relaciones tóxicas siempre existe algún motivo/excusa para querer cambiar al otro.

SENSACIONES QUE TIENES CUANDO ESTAS EN UNA RELACIÓN TOXICA

Si has pasado por este tipo de relación seguramente te sentirás identificado con algunas de estas sensaciones:

– Malestar, confusión o culpa luego de pasar tiempo dentro de la relación.

– No tener ganas de compartir con la otra persona y sentir un nudo en el estómago cuando llega el momento de estar juntos.

– La otra persona no aguanta tu entorno y suele caer en críticas desgastantes. Tus amigos evitan estar contigo cuando estas con tu pareja a tal punto que corres el riesgo de quedarte sin ellos.

– Debes guardar silencio en ciertos temas por temor a las reacciones que tenga si le dices lo que piensas.

QUÉ ES LO QUE DEFINE A UNA RELACIÓN COMO SALUDABLE

Los seres humanos tenemos virtudes y defectos por lo que establecer relaciones saludables implica un esfuerzo por ambas partes para construirla. Es decir, que hay muchas posibilidades de que no surja de manera espontánea sino que es posible que tengamos que crearla con paciencia y dedicación.

Debe basarse en el respeto, la honestidad, la empatía, la solidaridad, la complicidad, el compañerismo y la individualidad.

Respeto por la persona que elegí para compartir la vida, sus fortalezas, sus debilidades y por el significado que tiene para mí.

Honestidad para dejar claro los sentimientos y para mostrarnos tal cual somos.

Empatía para ponernos en el lugar del otro y valorar aquello que es importante para la otra persona.

Solidaridad para ayudar al compañero que elegimos cuando lo necesite.

Complicidad para acompañar al otro en su camino y disfrutar el hecho de poder compartir cosas juntos.

Compañerismo que le aporta a la pareja una buena cuota de amistad.

Individualidad para que cada uno siga creciendo espiritual y emocionalmente dentro de sus posibilidades sin perder su esencia.

Por supuesto debe basarse en el amor que tiene el uno por el otro, sentimiento que ayudará a darle identidad a la pareja como si fuera su propio sello. Esto los definirá en cuanto a la forma de vivir, la perspectiva conjunta desde donde se mira al mundo y las posibilidades que éste les ofrece, la manera en que se toman las decisiones y la filosofía de vida con la que se enfrentan las dificultades.

En conclusión, se trata de encontrar un bienestar psicológico conjunto, donde no significa que “todo el mundo está contento y nadie está triste” sino que se aprende a vivir con los sentimientos adversos, enfrentándolos y superándolos, sorteando dificultades, creciendo espiritual y emocionalmente, logrando una autoestima de pareja que con el paso del tiempo, los va a identificar.

Si aun no tienes una relación de pareja, en Match ideal podemos ayudarte a encontrar una persona afín con quien construirla. Ingresa a www.matchideal.com para iniciar tu proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!